Sanación

consciencia2.jpg

La mente y el cuerpo están íntimamente ligados a través de los sistemas inmunitario, endocrino y nervioso central. Los estudios sobre la relación entre la mente y el cuerpo están confirmando lo que las antiguas tradiciones de curación han sabido siempre; que el cuerpo y la mente son una unidad. No hay ninguna enfermedad que no sea mental y emocional además de física.

Comprensión del “cuerpo-mente”

La comunidad médica está comenzando a ver a los pacientes como seres físicos que se renuevan constantemente. Nos estamos enterando de que el cuerpo es como un río de información y energía, y que cada una de sus partes tiene una comunicación dinámica con todas las demás. Estudios por radioisótopos han demostrado, por ejemplo, que los glóbulos rojos se renuevan cada 28 días, y que cada seis meses regeneramos todas las células de nuestro hígado. En esta continua reestructuración de nuestro cuerpo físico, cada día tenemos la oportunidad de crearnos una buena salud.

Aunque cada uno de nosotros es bombardeado diariamente por millones de estímulos, nuestro sistema nervioso central y los órganos de nuestros sentidos funcionan de tal manera que seleccionan y procesan solamente aquellos estímulos que refuerzan lo que ya creemos de nosotros mismos. Un experimento ganador del Premio Nobel subraya la importancia de este concepto. Los científicos criaron gatos en un ambiente que sólo contenía líneas horizontales, tanto en sus jaulas como en el recinto donde estaban. Cuando llegaron a la edad adulta, los colocaron en un ambiente normal, y los gatos comenzaron a chocar con todo lo que tuviera líneas verticales; literalmente “no veían” nada que fuera vertical. Lo mismo, a la inversa, les ocurrió a unos gatos que fueron criados en un ambiente en el que sólo había líneas verticales. Cuando fueron adultos, chocaban con todo lo que era horizontal. Esto también lo podemos aplicar a las personas. Por ejemplo, las mujeres que fueron maltratadas en su infancia suelen ser mucho más propensas a ser repetidamente maltratadas de adultas. Han sido condicionadas a ser maltratadas y les resulta difícil reconocer a las personas afectuosas y los ambientes de cariño.

Como adultos, nuestro sistema nervioso funciona para reforzar lo que experimentamos en nuestros primeros años, a no ser que cambiemos conscientemente los efectos de esa programación infantil. Las semillas de muchas enfermedades posteriores se siembran en nuestra infancia y después son abonadas regularmente por nuestras creencias y nuestros pensamientos, que esperan que se repitan esas experiencias.

La ciencia de la conexión mente-cuerpo, o psiconeuroinmunología, nos sirve para explicar cómo afectan al cuerpo las circunstancias de nuestra vida. La psiconeuroinmunología y las investigaciones relacionadas demuestran que los sutiles campos electromagnéticos de fuera y de dentro del cuerpo forman un vínculo importantísimo entre “las heridas culturales”, las que llamamos “psíquicas” y “emocionales”, y los problemas ginecológicos y otros que tenemos las mujeres, los que llamamos “físicos”.

Muchas mujeres que han sobrevivido al abuso sexual en la infancia, por ejemplo, se divorcian de su cuerpo. Algunas se sienten en su cuerpo sólo del cuello hacia arriba. Una paciente que tenía continuos inicios de regla a destiempo, se refería a si misma diciendo: “No quiero ni pensar en nada de lo que tengo bajo la cintura. Odio esa parte de mi cuerpo; ojalá me desapareciera”. Esta fue una importante comprensión para ella; indicaba dónde necesitaba avanzar un paso hacia la sanación. Esos continuos goteos menstruales le llamaban la atención hacia una parte no reconocida de su cuerpo que necesitaba sanar.

Si la ciencia de la conexión mente-cuerpo nos sirve para explicar cómo nuestras heridas emocionales y psíquicas se  convierten en físicas, también apoya nuestra capacidad para sanar de esos trastornos. Todo malestar, toda curación del malestar y toda creación de salud son al mismo tiempo físico, psíquico, emocional y espiritual.

Fuente: Dra. Christiane Northrup

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s