Quién ensalza la vida

Quién ensalza a la Vida,

no sabe nada sobre la Vida;

por eso tiene Vida.

Quién no ensalza la Vida

busca no perder la Vida;

por eso no tiene Vida.

Quién ensalza la Vida

no obra ni tiene propósitos.

Quién no ensalza la Vida

obra y tiene propósitos.

Quién ensalza el amor, obra,

pero no tiene propósitos.

Quién ensalza la justicia, obra

y tiene propósitos.

Quién ensalza la costumbre, obra,

y cuando alguien no le replica,

gesticula con los brazos y lo atrae.

Por eso: perdido el Tao, queda la Vida.

Perdida la Vida queda el amor.

Perdido el amor queda la justicia.

Perdida la justicia queda la costumbre.

La costumbre es fiel, creyente, débil y

principio de confusión.

El previo saber es el brillo del Tao

y el comienzo de la necedad.

Por eso el hombre recto se mantiene íntegro

y no pertenece a los débiles.

Vive en el ser y no en el brillo.

Rechaza aquello y toma esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s