FACTORES DE RIESGO

cancer-de-mama-27-728Edad: El riesgo de padecer cáncer de mama se incrementa conforme aumenta la edad. Aproximadamente uno de ocho cánceres de mama se detectan en mujeres menores de 45 años de edad, mientras que aproximadamente dos tercios se diagnostican en mujeres de 55 años o más.

Raza: La mujer de raza blanca tienen una probabilidad mayor de desarrollar cáncer de mama que las mujeres de raza negra o asiática.

Antecedentes familiares de cáncer de mama: El riesgo es mayor entre las mujeres cuyos parientes consanguíneos cercanos desarrollaron esta enfermedad. Si un familiar de primer grado (madre, hermana o hija) padece cáncer de mama, el riesgo de la mujer casi se duplica. El riesgo aumenta aproximadamente tres veces, si dos familiares de primer grado padecen la enfermedad.

Existencia de una mutación genética en la familia: La causa más común de cáncer de mama hereditario es una mutación hereditaria en los genes BRCA1 y BRCA2. En las células normales, estos genes ayudan a prevenir el cáncer al producir proteínas que evitan el crecimiento anormal de las células. Si una persona ha heredado de sus padres una copia mutada de cualquiera de estos, tiene un alto riesgo de padecer cáncer de mama en el transcurso de su vida. En las pacientes con mutaciones de BRCA1 el riesgo de padecer cáncer de mama está entre un 55-65%. Para las mutaciones BRCA2, el riesgo es menor, alrededor de 45%. Con frecuencia, los cánceres de mama asociados con estas mutaciones afectan a ambas mamas y se presentan en edades más jóvenes que en los cánceres que no están asociados con estas mutaciones. Las mujeres con estas mutaciones hereditarias también tienen un riesgo aumentado de padecer otros tipos de cánceres, particularmente cáncer de ovario.
Tratamiento previo con radioterapia sobre la mama en la infancia o adolescencia (durante el desarrollo de la glándula mamaria) por otro tumor como un linfoma.

Historia reproductiva: El riesgo de cáncer de mama aumenta con la nuliparidad (ausencia de embarazos) o cuando el primer embarazo se produjo con más de 30 años.
Factores hormonales: La menarquia (primera regla) a edad temprana y la menopausia tardía se asocian a un mayor riesgo de cáncer de mama.

Existencia de lesiones mamarias de riesgo con anterioridad: El diagnóstico previo de lesiones proliferativas como hiperplasia ductal atípica, hiperplasia lobulillar atípica y carcinoma lobulillar in situ aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
Tejido mamario denso: Las mamas están formadas por tejido adiposo, tejido fibroso y tejido glandular. Se dice que una mujer tiene el tejido mamario denso cuando tiene más tejido glandular y fibroso y menos tejido adiposo. Las mujeres cuyas mamas aparecen densas en las mamografías tienen un riesgo de padecer cáncer de mama de 1.2 a 2 veces mayor que las mujeres con una densidad promedio. El tejido mamario denso también puede causar que las mamografías sean menos precisas.

Anticonceptivos orales: Las mujeres que usan anticonceptivos orales tienen un riesgo ligeramente mayor de tener cáncer de mama que aquellas mujeres que nunca los han usado. Este riesgo, parece reducirse con el tiempo al suspender el tratamiento. Así, las mujeres que dejaron de usar los anticonceptivos orales hace más de 10 años no parecen tener aumento del riesgo de padecer cáncer de mama.

Dieta y estilo de vida: Abuso de alcohol, sobrepeso u obesidad.
Terapia hormonal sustitutiva (THS): El uso de terapia hormonal combinada (estrógenos y progestágenos) después de la menopausia aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s