LA ALCOBA DE JADE

En las viviendas chinas tradicionales, las alcobas solían contener varios libros de almohada con ilustraciones eróticas como obras de consulta para ser utilizadas antes y durante el coito. Se los llamaba «libros de almohada» precisamente porque se dejaban apoyados sobre una almohada para poder hojearlos sin dificultad mientras se hacía el amor. El papel de los libros de almohada en la vida sexual de la China tradicional queda bien ilustrado por la siguiente cita de Cheng Heng (un poeta de la dinastía Han que vivió entre los años 78 y 139 de nuestra era), traducida del chino por R. H. van Gulik:
He limpiado la almohada y la cama y he llenado el pebetero con el mejor incienso. Cerremos ahora la doble puerta con el candado de oro y encendamos la lámpara para que inunde de resplandor nuestro cuarto. Abandono mis ropas y me quito la pintura y los polvos, y despliego junto a la almohada el rollo de las ilustraciones. A la Muchacha Sencilla tomaré por instructora para que podamos practicar todas las diversas posturas, ésas que un marido corriente apenas ha visto alguna vez, las que Tien-Lao enseñó al Emperador Amarillo.

Este poema es una mina de información acerca de la vida sexual en la antigua China- La primera línea empieza mencionando la importancia de la higiene, mientras que la segunda refleja la costumbre china de perfumar el aire y las sábanas con incienso para realzar el ambiente- Quedan bien claros el deseo de intimidad y la preferencia por hacer el amor a la luz de la lámpara en vez de tantear en la oscuridad, así como el papel de los libros de almohada, la reverencia hacia la Muchacha Sencilla en tanto que instructora sexual y el énfasis en la práctica de «todas las diversas posturas». Estas orientaciones generales no sólo eran seguidas por los adeptos al taoísmo, sino por el pueblo en general, ya que incluso los más conservadores burócratas confucianos se convertían al Tao cuando entraban en el dormitorio. A pesar del conservadurismo y la conformidad que los chinos suelen mostrar en público, en la intimidad de sus alcobas siempre han disfrutado de una vida sexual notablemente rica y osada.
Uno de los aspectos más imaginativos y más estéticamente placenteros de las artes de alcoba taoístas es la terminología poética que suele utilizarse para describir los diversos órganos y actividades sexuales. A diferencia del lenguaje occidental, que resulta clínicamente frío (pene, vagina, clítoris, etc.) o vulgarmente coloquial (polla, coño, joder, etc.), los términos eróticos chinos conjuran en la mente de los participantes toda clase de imágenes románticas y sin connotaciones de culpa, y esta imaginería enriquece notablemente el ambiente del acto sexual. Además, este lenguaje permitió que los poetas y los escritores chinos trataran ampliamente de las cuestiones sexuales sin ofender a los lectores conservadores ni quebrantar los convencionalismos literarios. Consideremos, por ejemplo, «las nubes y la lluvia», que es la expresión poética china que describe el coito. «Las nubes» significan la tormentosa acumulación de esencia femenina, en tanto que «la lluvia» es la eyaculación del semen masculino. Los escritores chinos podían utilizar tales términos para describir el acto sexual con todo detalle sin ofender el pudor de nadie, con metáforas tan creativas como «se acumularon las nubes pero no hubo lluvia», «después de caer la lluvia, las nubes se dispersaron», «una ligera llovizna», «un chubasco repentino», y otras muchas por el estilo. Los lectores occidentales aficionados a las imágenes floridas y con una actitud estética hacia el sexo quizá deseen adoptar una terminología equivalente para tratar de cuestiones amorosas con su pareja.

A continuación se incluye una lista, ordenada alfabéticamente según los significados técnicos, con las más encantadoras metáforas chinas de La alcoba de jade:

Cerviz- Puerta Interior
clítoris- Terraza de jade-Perla Preciosa-Semilla
(frenillo del) clítoris- Cuerdas de Laúd
(prepucio del)clítoris-Campo Divino
coito- Nubes y Lluvia-Disparar el Cañón- Relaciones Amistosas

cunilinguo – Beber del Vasto Manantial
felación- Tocar la Flauta
homosexualidad (femenina)- Frotar espejos
homosexualidad (masculina)- Partir el Melocotón
homosexualidad (masculina)- Relaciones Dragón Yang
labios menores- Brotes de Trigo
labios menores- Perlas Rojas

monte de Venus (mons veneris)- La Colina de los juncos
orgasmo (eyaculación masculina)- Perder Esencia-Tener Fugas-Rendirse-Morir
orgasmo (femenino)- Marea Alta-Marea del Yin
orificio uretral (femenino)- Vasto Manantial
orificio uretral (masculino)- Puerta de la Vida y la Muerte
pene- Tallo de jade-Instrumento de jade-Pico Yang-Arma Yang-Cabeza de Tortuga
El Embajador
pene (erecto)- Levantado-Furioso
pene (fláccido)-Muerto
útero-Palacio del Niño-Polo Norte-Cámara Bermellón
vagina (orificio)-Portal de jade-Puerta de jade-Cueva de Cinabrio-Puerta del Niño-Una pulgada cuadrada
vagina (superior)-Palacio Celestial-Valle de Soledad
vagina (vestíbulo inferior)-Pequeño arroyo
vagina (zona media)-Valle Profundo-Lugar Escondido-Sendero del Yin
vulva (inferior)-Vena de jade
vulva (superior)-Hondonada Dorada

Esta selección de metáforas y eufemismos nos demuestra claramente que los poetas chinos, al igual que los médicos taoístas, prestaban bastante más atención a los detalles de la anatomía femenina que a los de la masculina, y que el punto focal de sus atenciones era siempre esa mágica y misteriosa puerta de «una pulgada cuadrada», cariñosamente denominada «Portal de Jade».

Las artes de alcoba taoístas tienden a prolongar tanto tiempo como sea posible la visita del «Embajador» al «Palacio Celestial», instruyendo al hombre en el correcto protocolo y confiriéndole las imprescindibles «credenciales» de amante consumado.
La mayoría de los hombres están demasiado obsesionados por la forma y el tamaño de su pene, y prestan escasa atención a la pericia necesaria para manejar adecuadamente el Tallo de jade.

Agresión Sexual, Abuso y Violación

Si tú no das tu permiso o si alguien te obliga a hacer algo sexual, eso es agresión sexual, abuso y/o violación. Que alguien te haga daño de alguna de estas maneras nunca es culpa tuya. 

¿Qué significan los términos agresión sexual, abuso y violación?

Una agresión sexual o abuso se refiere a cualquier contacto sexual no deseado. Sucede cuando alguien te fuerza o presiona (sea física o emocionalmente) a que hagas alguna cosa de tipo sexual. La violación es cuando alguien te fuerza o presiona para que tengas sexo.

Cada estado define los crímenes de “violación”, “agresión sexual”, y “abuso sexual” de maneras diferentes. La violación se refiere usualmente a la penetración vaginal, oral o anal forzada por una parte del cuerpo u objeto.

Estos son algunos ejemplos de situaciones consideradas abuso sexual o agresión:

  • Alguien que toca tus pechos, trasero, o partes íntimas sin tu consentimiento
  • Alguien que te muestra sus genitales o te fuerza a que los toques sin tu consentimiento
  • Alguien que frota sus genitales contra tí sin tu consentimiento (esto a veces sucede en lugares con mucha gente como el metro o autobús)
  • Alguien que te fuerza a que los beses
  • Alguien que te retiene contra tu voluntad y te besa, toca, o se frota contra tí
  • Alguien que te da palmadas en el trasero sin tu consentimiento

No importa si la persona que hace cualquiera de estas cosas es un miembro de tu familia, un amigo/a o alguien con quien mantienes una relación amorosa -sigue siendo incorrecto. Todos tenemos el derecho a decidir qué sucede con nuestros propios cuerpos. Si sales con alguien que no respeta tus límites, podrías estar en una relación poco sana o abusiva.

Si alguno de tus maestros, un integrante de tu familia, un jefe/supervisor en el trabajo, o cualquier persona mucho mayor que tú se conduce de manera sexual contigo, esto es abuso sexual -aún si tú estás de acuerdo. Si un maestro/a u otro adulto en tu vida trata de tocarte o besarte de manera sexual o pide que les hagas alguna cosa sexual, cuéntaselo de inmediato a otro adulto en quien confíes. Con frecuencia, los abusadores te harán sentir culpable o dirán que te meterás en  problemas si no haces lo que ellos dicen o si se lo cuentas a alguien. Recuerda que su acción NO es correcta -y no importa lo que te digan o hagan, todo eso es 100% culpa suya y NO tuya.

Cualquier persona puede ser víctimas de una violación, abuso sexual o agresión sexual, sin importar la edad, raza, género u orientación sexual. Algunas personas creen que esto solo le sucede a las mujeres, pero no es verdad. La mayoría de las víctimas de agresión sexual son mujeres, pero 1 de cada 5 resulta ser un hombre.

¿Cómo prevenir el abuso sexual, violación o agresión sexual?

No empieces nada sexual con nadie, a menos de que estés totalmente seguro/a de que la otra persona también quiere hacerlo. Pide el consentimiento de la otra persona primero.

¿Qué debo hacer si soy víctima de una agresión sexual, abuso o violación?

Si eres víctima de una agresión sexual, abuso o violación puedes llegar a experimentar una ola de sentimientos, como shock, miedo o inseguridad sobre lo que debes hacer.

Estos son los pasos inmediatos a seguir:

1. Ve a un lugar seguro en cuanto puedas. Tu seguridad es primordial. Dependiendo del lugar donde te encuentres, procura ir a un sitio más concurrido o busca a alguien que te ayude.

2. Una vez te encuentres seguro/a, no cambies nada en tu cuerpo. No tienes que decidir enseguida si acudirás a la policía o harás una denuncia. Pero, es extremadamente importante que la policía obtenga toda la evidencia que haya quedado en tu cuerpo. Así que no te des un baño ni ducha, ni laves ninguna parte de tu cuerpo. También procura no orinar, ni cepillarte el cabello, comer, fumar, beber, o tomar ninguna droga. Si te cambias de ropa, lleva la ropa que traías en el momento del ataque al hospital o departamento de policía en una bolsa de papel.

3. Díselo a tus padres, tutor legal u otro adulto en quien confíes. Ellos podrán ayudarte con los pasos a seguir, lo cual incluye una visita a un médico y llamar a la policía.

4. Acude a un médico o enfermera. Recibir cuidados médicos es muy importante después de una agresión sexual. Puedes ir a la sala de urgencias o al centro de salud  más cercano.

Los médicos y enfermeros que cuidan de las personas víctimas de una agresión sexual están entrenadas especialmente para ello.
Saben cómo ser cuidadosos, compasivos y dóciles. Ellos seguramente te:

  • Examinarán para chequear si fuiste lastimado/a de alguna manera
  • Proveerán servicios de salud que podrían incluir un anticonceptivo de emergencia (si existe riesgo de embarazo), un test de detección de ETS, y medicamentos para ayudar a prevenir VIH (profilácticos post-exposición).
  • Recogerán evidencias, para presentar una denuncia oficial . Esto puede incluir semen, cabello, o células de piel de la persona que te atacó.

5. Una agresión sexual es un crimen, y debes denunciarlo. La policía te hará muchas preguntas, considera llevar a alguien para acompañarte y brindarte apoyo. Si un oficial de policía te pide hablar a solas, tú no tienes que hacerlo a menos que quieras. Puedes llevar a un integrante de tu familia o amigo/a en quien confíes.

6. Recuerda que todo lo sucedido no ha sido culpa tuya. A veces las personas se sienten culpables porque el atacante era un amigo/a, miembro de la familia o persona con la que salen. No es culpa tuya bajo ninguna circunstancia. Aun si comenzaste algo sexual con esta persona pero te arrepentiste y te forzaron a hacerlo, NO es tu culpa. Tampoco lo es basado en lo que llevabas puesto (tu ropa) o si bebiste o cómo actuabas en ese momento. No pediste que esto suceda y no lo mereces.

Te llevará mucho tiempo el sentirte seguro/a nuevamente después de haber sufrido una agresión sexual o abuso. Puede ayudar el hablar con un terapeuta. También puede ayudarte que te conectes con otras personas que han pasado por lo mismo, como un grupo de ayuda o personas que ya conoces.

No estás solo/a. Desafortunadamente, muchas personas sufren una experiencia de agresión sexual, abuso o violación en algún momento de sus vidas. Tú puedes superarlo -y hay personas que te pueden ayudar a hacerlo.

¿Cómo ayudo a un amigo/a quien fue agredido sexualmente?

Una de las cosas principales que puedes hacer es simplemente estar ahí para él o ella. Aquí enumeramos algunos puntos sobre qué hacer y qué no hacer cuando un amigo/a ha sido violado, abusado o agredido sexualmente:

Puedes:

  • Escuchar su historia y creerle
  • Reafirmar que lo que sucedió no fue culpa de él o ella
  • Alentarlos a hablar del tema con un adulto en quien confíen si no lo han hecho todavía
  • Ofrecerte a acompañarlo/a a obtener ayuda

No puedes:

  • Decirle cómo podrían haber evitado lo que les sucedió
  • Contar a otros lo sucedido a menos que tu amigo/a te lo pida
  • Presionar para que hable con la policía
  • Amenazar con hacerle daño a la persona que lo/la lastimó

Lleva mucho tiempo lidiar con cualquier clase de violencia sexual. Tal vez no se les ocurre pensar que lo que sufrieron fue una agresión/abuso/violación. No existe una manera “correcta” de reaccionar ante una situación así.

Es muy importante que tú también te cuides mientras brindas tu apoyo a un amigo/a que ha pasado por una experiencia traumática. Puede ser muy perturbador enterarse de que una persona que quieres ha pasado por un episodio de violencia sexual, aunque no seas tú la víctima.