La Odisea de Homero

La odisea es un poema épico que narra las aventuras de Odiseo, también conocido como Ulises, en su viaje de regreso a su patria, Ítaca, desde el momento en que finaliza la guerra de Troya, narrada en la Ilíada, hasta el momento en que finalmente vuelve a su hogar, muchos años después.

La autoría de esta obra, escrita en griego antiguo, se atribuye a Homero, poeta que vivió en la región de Jonia, actual Turquía, durante el siglo VIII a. de C.

Según sabemos, La odisea, así como la Ilíada, eran parte de la tradición oral antigua, y eran cantadas de pueblo en pueblo por los rapsodas, hasta que en el siglo VI a. de C., Pisístrato, gobernador de Atenas, decidió recopilar los poemas homéricos, momento a partir del cual estos quedan fijados en la palabra escrita.

Este poema está estructurado en 24 cantos y se suele dividir en tres partes: la telemaquia, el regreso de Odiseo y la venganza de Odiseo.

LA TELEMAQUIA Integra los primeros cantos de La odisea, concretamente del primero al cuarto, donde se narra la historia de Telémaco cuando decide partir de su hogar en busca de su padre.

Canto 1: Los dioses deciden en asamblea el retorno de Odiseo Homero, el narrador, pide a la Musa que relate lo sucedido a Odiseo después de arrasar con la ciudad de Troya. Los dioses se reunen en asamblea y Atenea es partidaria de que Ulises retorne a su hogar, el cual lleva ocho años cautivo en la isla de la ninfa Calipso. Entonces, la propia Atenea, bajo la imagen de Mentor, aconseja a Telémaco, hijo de Odiseo y Penélope, iniciar la búsqueda para hallar a su padre.

Fuente: Fabián Coelho Licenciado en Letras

Las Doncellas Escuderas

MITOLOGÍA NÓRDICA

Guerreras Nórdicas

La historia de la princesa guerrera Alfhilda, hija de Siward, rey de Gotland, región histórica al sur de Suecia, y de su prometido Alf, el príncipe de los daneses, es conocida gracias a la Gesta Danorum, también llamada Historia Danesa, un texto del s.XII atribuido al historiador Saxo Gramático, quien lo escribió por encargo personal del rey Valdemar I el Grande (gobernó en 1157-1182).

La Gesta Danorum, en cuyas páginas los personajes reales coexisten con los seres míticos y la historia es prácticamente inseparable de la fantasía, es considerada actualmente como la fuente más completa y detallada sobre la mitología nórdica y la historia temprana tanto de Dinamarca como de los países vecinos.

Otras fuentes escandinavas contienen leyendas sobre Freydis Eriksdóttir, hija del famoso vikingo Erik el Rojo, que participó en la famosa expedición a Vinland, en la costa oriental de Norteamérica; sobre Hetha, la capitana vikinga que a la cabeza de otras 300 skjaldmo luchó valerosamente en la legendaria batalla de Brávellir entre los reyes de Suecia y Dinamarca; sobre Rusla conocida como la Doncella Roja y su lugarteniente Stikla, quienes realizaron varias incursiones a Islandia e intentaron dominar Dinamarca y sobre muchas otras mujeres valientes y belicosas.

Divinidades Egipcias

BASTET- SEJMET- HATHOR -TAWARET – WADYET Y AMMIT

Mitología Egipcia

Bastet, la gata traviesa y juguetona, era la protectora del hogar y la defensora de los niños. Simbolizaba la alegría de vivir y la fuerza benéfica de los rayos del Sol.

Sejmet, “la leona de mirada feroz”, considerada diosa de la guerra, la venganza y las epidemias, enviada por Ra como castigo a los humanos por todos sus pecados.

La sensualidad femenina en todas sus manifestaciones era Hathor, “casa de Horus”, diosa del amor, del erotismo, de la belleza juvenil, de la alegría y la embriaguez, patrona de los músicos, cantantes y bailarines.

Tawaret, “la misteriosa del horizonte”, la hembra de hipopótamo eternamente embarazada, protectora de madres nuevas y de sus hijos recién nacidos.

Wadyet, diosa protectora del faraón y Ammit, “devoradora de los corazones”

MUT: Diosa del Orden Celestial y MA’AT: Símbolo de la Verdad

Mitología Egipcia

Mut, La madre, diosa madre, origen de todo lo creado, diosa del cielo, diosa de Tebas y esposa de Amón en la mitología egipcia. Su equivalente en la mitología griega era Hera. Como diosa madre, era una mujer con la corona doble, un tocado de buitre, cetro de papiro y anj. Como diosa del cielo, un buitre con el nudo mágico en sus garras. Una característica del panteón egipcio era la costumbre de agrupar a sus dioses en tríadas: normalmente una pareja con un hijo.En la región de Tebas, la tríada se componía de Amón, su consorte Mut y su hijo Jonsu. Tanto la dinastía XVIII como la dinastía XXV del Imperio Nuevo, favorecieron a esta tríada.

Maat o Ma’at, símbolo de la verdad, la justicia y la armonía cósmica; también era representada como diosa, la hija de Ra en la mitología egipcia. Es fundamentalmente un concepto abstracto de justicia universal, de equilibrio y armonía cósmicos que imperan en el mundo desde su origen y es necesario conservar. Resume la cosmovisión egipcia, similar a la noción de armonía y areté, propia del mundo helénico, o a la idea de virtud, del mundo judeocristiano.

ARTEMISA (DIANA)

Artemisa representa cualidades idealizadas por el movimiento feminista. Realización y competencia, independencia de los hombres y de las opiniones masculinas y preocupación por las mujeres jóvenes y escogidas como víctimas e indefensas. Fue la protectora de las jóvenes, especialmente de las niñas pre-adolescentes.

LA UNIÓN DEL AMOR Y EL ALMA

Mitología Griega

La perfecta unión del alma y el cuerpo. Cuando el alma guía al cuerpo evitando las pasiones desenfrenadas y logrando que el ser humano se dedique a cuestiones dignas y nobles, haciendo el bien y entregándose a los demás, sucede como con el diamante, primero tosco y sin brillo, pero después el amor del artista lo pule de forma que en él se refleja la luz del Cielo.