Cómo llegar a ser una Mujer Mayor y Esplendorosa

Anuncios

¿ Puede el cáncer ser un regalo divino?…

Un libro que te invita a inspirar tu vida y transformarla.

Manuel Barea Rodríguez (Sabadell 1968) reside en la localidad de Estepona (Málaga) desde el año 1989. De profesión Administrador y Director de Empresas, se formó profesionalmente en el sector inmobiliario y el mundo editorial. Hasta que un Cáncer se le cruzó en su camino y se vio obligado a cesar su carrera profesional y dedicarse a luchar contra la enfermedad.
Se inició en el mundo de las letras como articulista. Fue director de la célebre revista Zona Cero, editor y director del periódico Código Actual. Es autor de centenares de artículos y de varios libros inéditos. Inquieto intelectualmente , curioso por naturaleza e incansable viajero, ha recorrido buena parte de los países ribereños del Mediterráneo, casi toda Europa y especialmente España.
En la actualidad se dedica a todo aquello que nunca pudo hacer con plenitud, como leer, escribir, pintar, meditar, la búsqueda de la verdad y la sabiduría, ayudar al prójimo y disfrutar de la vida con toda consciencia.
Ser feliz es su seña de identidad.

Pablo Ráez

Los homenajes tras la muerte de Pablo Ráez se suceden. Ahora, ha sido la joven cantautora Maribel Albeli la que ha querido demostrar su admiración por la valentía que mostró el chico frente a la dura enfermedad que padecía y, sobre todo, ha querido recordar a todo el mundo el gran trabajo de visibilizacion sobre las donaciones de médula que consiguió Ráez a través de la campaña #retounmillón.

Enriquecimiento Personal

 

A pesar de lo duro que es enfrentarse a un diagnóstico de cáncer, esta vivencia puede suponer cambios en tu escala de valores. Son muchas las personas que tras la enfermedad valoran más la vida, que sienten que se han fortalecido sus creencias religiosas o espirituales, y que ha mejorado su estado emocional. Muchas personas miran al futuro con optimismo y afirman tener menos miedo a la muerte. La experiencia de la enfermedad, a pesar de su dureza, puede resultar tremendamente enriquecedora a nivel personal.

Después del diagnóstico de un cáncer es clave volver a encontrar el placer a la vida, volver a vivir a pesar de la enfermedad y los miedos. Al estudiar la capacidad del ser humano para hacer frente a grandes catástrofes y situaciones extremas, los psicólogos han acuñado un término cada vez más utilizado, la “resiliencia” que no es ni resignación, ni resistencia, ni simple rebeldía, y mucho menos conformismo. La resiliencia es la capacidad que tenemos de reaccionar y recuperarnos ante las adversidades y esto se consigue cuando empezamos a encontrarnos mejor, acallamos nuestros fantasmas y nos reconciliamos con nuestra propia vida. La resiliencia supone un alivio, una fuerza, una esperanza:  sobrellevar la enfermedad sin traumas.

Aprovechar la oportunidad para crecer a nivel humano depende de ti mismo. Se trata de un proceso “personal e intransferible”, del que dependiendo de los propios recursos y del apoyo recibido, se puede salir muy “tocado” o extraer un aprendizaje que nos ayude a vivir mejor, y nos haga más humanos y felices con lo que tenemos. Muchas personas cuentan cómo la enfermedad, al permitirles tomar conciencia de la fragilidad de la existencia, les ha ayudado a darse cuenta de lo que les importa realmente en la vida, y a no malgastar más tiempo en cuestiones que son en realidad secundarias. Esta conclusión, se convierte en una convicción, en algo que se siente, y no en meras palabras, cuando se conoce en primera persona lo que es tener cáncer, y a muchas personas les lleva a cuestionarse qué están haciendo en la vida y a replantearse su escala de valores. Puedes reflexionar preguntándote:

  • ¿Qué ha significado para mí haber tenido cáncer?
  • ¿Qué sentido ha tenido tanto sufrimiento? ¿Podría servirme para algo?
  • ¿Me veo ahora más capaz de entender mejor a otras personas que están sufriendo?
  • ¿Me estoy dando cuenta de la importancia del presente, cuando lo que habitualmente hago es posponer el disfrute y dejarlo para el futuro?

Sólo tú puedes responderlas.