El Pescador y su alma

Oscar Wilde

Cuento 1892

¿Serías capaz de renunciar a tu alma por amor? ¿Qué crees que podría pasar si un alma se queda sin corazón? Tal vez pienses, como el pescador de esta historia, que como no puedes ver tu alma, ni tocarla, no puedes conocerla. Si es así, no te equivoques, ten presente que cada persona ha nacido completa y es un atrevimiento renunciar a lo que somos para conseguir lo que no tenemos.