Las últimas enseñanzas de Lao Tse

HUA HU CHING

Tao

Lao-Tsé dejó una serie de enseñanzas a sus discípulos,
que éstos siguieron transmitiendo de forma oral, y que fueron recogidas posteriormente
en el libro titulado Hua Hu Ching.
En este libro se ofrecen una serie de 81 enseñanzas taoístas,
el mismo número de las que integran el Tao Te King, y constituye hoy en día el libro de
cabecera de muchos practicantes, seguidores y enamorados de estas profundas enseñanzas.

Durante el siglo XIV, el libro fue prohibido y quemados todos los ejemplares existentes
en las bibliotecas chinas, pero, afortunadamente, la práctica taoísta, basada en la transmisión oral
de sus enseñanzas, permitió que se conservaran y se siguieran repitiendo
y memorizando los textos entre sus discípulos y seguidores.

Su mensaje aparece como una especie de testamento espiritual dejado a la Humanidad
por el maestro Lao-Tsé antes de retirarse del ruido mundano
cruzando la frontera hacia el Tíbet.

La Sabiduria del Silencio Interno

Lao Tse

Texto Taoísta

El taoísmo literalmente “enseñanza del camino” es una tradición filosófica de origen chino la cual enfatiza vivir en armonía con el tao. La base del pensamiento cosmológico y filosófico de Lao-Tse es el tao, un concepto abstracto generalmente poco entendible y hasta malinterpretado por los occidentales y los orientales que desconocen los conceptos del pensamiento taoísta. La malinterpretación superficial y religiosa hace creer que el tao es un dios o algún otro tipo de entidad espiritual o suprema, pero en realidad Lao-Tse describe al tao como el origen de todo, la fuente primordial de todo lo existente, tanto lo físico como lo abstracto, por lo que define al tao como un concepto superprofundo de unidad primordial que escapa a la idea fijista y mítica de un dios, un ser, o cualquier otra personificación; contrariamente, Lao-Tse describe al tao como abstracto, amorfo, intangible, inaudible e inasible, por lo que las posteriores formas de la naturaleza han surgido del tao, y así también lo que carece de forma,​ por lo que el tao no se describe como una de estas dos cosas, sino como la primordialidad neutra de la cual todo lo demás surge, siendo así el origen cosmológico y esencia de todo lo existente; y el concepto básico de la filosofía taoísta, pero no una sustancia vaporosa o un ser sobrenatural.