INICIO

Las enfermedades constituyen uno de los misterios más insondables de la vida. ¿Por qué enfermamos? « ¿Porqué me ha ocurrido a mí? ¿Qué he hecho para merecerlo? ¿Lograré salvarme?» Quizá se pregunte usted si la enfermedad está relacionada con una experiencia traumática que sufrió en su infancia o a las toxinas que contaminan el medio ambiente. No pierda el tiempo haciéndose esas preguntas. De momento, concéntrese en recuperar la salud.
La inteligencia divina opera de formas que no podemos comprender, tenga siempre presente que usted está destinado a vivir un misterio, no a resolverlo. Viva con las preguntas que se plantea, pero no permita que éstas dominen su vida, sus pensamientos o sus actos.Piense que cada enfermedad le ofrece la oportunidad de aprender algo sobre sí mismo.
Elija una nueva forma de pensar. Confíe en la percepción que habita en su interior. Comparta sus ideas y sus verdades, con la comprensión de que éstas, no liberan a la gente, pero que la gente puede usarlas para liberarse a sí misma…
Usted puede vencer al cáncer.
 Ámese a si misma y sanará su vida”
Anuncios

HOY

762470a25f4177381e52e6ad0dea20cbresnet11_nb-1

Hoy, le escribo al viento.

Hoy, te escribo a ti.

Hoy, quiero lanzar al viento mis mejores deseos, para ti.
“Que el viento del este se preste al embrujo, que la magia surja y la alegría fluya, como fluye el agua que de la montaña baja”.
Hoy deseo que el viento sople, que recoja y atesore toda la alegría y todo el amor que hay en el universo para que lleguen hasta ti, porque hoy, tú, eres el más hermoso atardecer. Observa, si puedes captar, es decir, percibe como las emociones brotan desde el fondo de tu corazón, siente como el viento ya no es viento, sino brisa fresca que atraviesa tu ventana, recorriendo todo tu cuerpo, acariciando tu piel para después detenerse en tus manos, transformándose en la más dulce melodía, despertando tus sentidos, moldeando tu paisaje interior. Escucha su melodía un instante…
Hoy deseo que la ternura germine en tu corazón, como semilla de jazmín, que regada con afecto florecerá en tu jardín, perfumando tu alma.

Déjame hoy agradecerte, los recuerdos permanecidos y enamorados; como contemplar tu cara a la luz de una vela, mientras dormías, después de unas horas, de lo que tú sabes…pura magia.
Déjame decirte que mis emociones brotan gracias a ti, que la magia es solo tuya, porque hoy tú, eres la luz que me ilumina cada mañana, con alegres sobresaltos.
Hoy le escribo al viento y a tu boca de miel.Hoy, te escribo a ti…

Déjame hoy, agradecerte tu alegría, que habita en lo que haces y de ahí al mundo, desde el fondo de ti misma porque tu presencia todo lo transforma. Déjame agradecerte cada detalle, que aprecio, como actos de entrega generosa y espontánea, cargados de valor y significado.
Hoy es un buen día para decirte que me gustas tal y como eres, que nada de esto, sería posible sin ti, porque tú, eres la vida… Si hoy pudiera hacer algo para que tu tarea te resultara más fácil, no lo dudaría ni un segundo.

Déjame que hoy te regale una sonrisa… Porque hoy le escribo al viento y te escribo a ti y le escribo a la vida que nace en ti.
Hoy la más bonita, sin duda, eres tú… Mírame estoy aquí a tu lado. ¿No me ves?… Soy tu vecina, se amable y deséame un buen día…soy la cajera que te da el cambio en el súper, fíjate en mí, ¿no me ves?… soy la anciana que cruza lentamente la calle, soy la frutera y la pescadera, soy la estudiante y la camarera, soy la doctora, soy… tu compañera. Mírame, estoy aquí… soy tu madre, soy tu hermana; también soy tu amiga, soy tu hija, soy el amor y soy la risa… Ahora, mírame a los ojos, léeme los labios: ¿me das, un beso?

¡MMmmmmm……! Me parece un milagro que hoy, hayas tenido tiempo para darme un beso.
Hoy te escribo desde el corazón, porque hoy, es un buen día para sentirse mujer.

 

FACTORES DE RIESGO

cancer-de-mama-27-728Edad: El riesgo de padecer cáncer de mama se incrementa conforme aumenta la edad. Aproximadamente uno de ocho cánceres de mama se detectan en mujeres menores de 45 años de edad, mientras que aproximadamente dos tercios se diagnostican en mujeres de 55 años o más.

Raza: La mujer de raza blanca tienen una probabilidad mayor de desarrollar cáncer de mama que las mujeres de raza negra o asiática.

Antecedentes familiares de cáncer de mama: El riesgo es mayor entre las mujeres cuyos parientes consanguíneos cercanos desarrollaron esta enfermedad. Si un familiar de primer grado (madre, hermana o hija) padece cáncer de mama, el riesgo de la mujer casi se duplica. El riesgo aumenta aproximadamente tres veces, si dos familiares de primer grado padecen la enfermedad.

Existencia de una mutación genética en la familia: La causa más común de cáncer de mama hereditario es una mutación hereditaria en los genes BRCA1 y BRCA2. En las células normales, estos genes ayudan a prevenir el cáncer al producir proteínas que evitan el crecimiento anormal de las células. Si una persona ha heredado de sus padres una copia mutada de cualquiera de estos, tiene un alto riesgo de padecer cáncer de mama en el transcurso de su vida. En las pacientes con mutaciones de BRCA1 el riesgo de padecer cáncer de mama está entre un 55-65%. Para las mutaciones BRCA2, el riesgo es menor, alrededor de 45%. Con frecuencia, los cánceres de mama asociados con estas mutaciones afectan a ambas mamas y se presentan en edades más jóvenes que en los cánceres que no están asociados con estas mutaciones. Las mujeres con estas mutaciones hereditarias también tienen un riesgo aumentado de padecer otros tipos de cánceres, particularmente cáncer de ovario.
Tratamiento previo con radioterapia sobre la mama en la infancia o adolescencia (durante el desarrollo de la glándula mamaria) por otro tumor como un linfoma.

Historia reproductiva: El riesgo de cáncer de mama aumenta con la nuliparidad (ausencia de embarazos) o cuando el primer embarazo se produjo con más de 30 años.
Factores hormonales: La menarquia (primera regla) a edad temprana y la menopausia tardía se asocian a un mayor riesgo de cáncer de mama.

Existencia de lesiones mamarias de riesgo con anterioridad: El diagnóstico previo de lesiones proliferativas como hiperplasia ductal atípica, hiperplasia lobulillar atípica y carcinoma lobulillar in situ aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama.
Tejido mamario denso: Las mamas están formadas por tejido adiposo, tejido fibroso y tejido glandular. Se dice que una mujer tiene el tejido mamario denso cuando tiene más tejido glandular y fibroso y menos tejido adiposo. Las mujeres cuyas mamas aparecen densas en las mamografías tienen un riesgo de padecer cáncer de mama de 1.2 a 2 veces mayor que las mujeres con una densidad promedio. El tejido mamario denso también puede causar que las mamografías sean menos precisas.

Anticonceptivos orales: Las mujeres que usan anticonceptivos orales tienen un riesgo ligeramente mayor de tener cáncer de mama que aquellas mujeres que nunca los han usado. Este riesgo, parece reducirse con el tiempo al suspender el tratamiento. Así, las mujeres que dejaron de usar los anticonceptivos orales hace más de 10 años no parecen tener aumento del riesgo de padecer cáncer de mama.

Dieta y estilo de vida: Abuso de alcohol, sobrepeso u obesidad.
Terapia hormonal sustitutiva (THS): El uso de terapia hormonal combinada (estrógenos y progestágenos) después de la menopausia aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama.

¿ Puede el cáncer ser un regalo divino?…

Un libro que te invita a inspirar tu vida y transformarla.

Manuel Barea Rodríguez (Sabadell 1968) reside en la localidad de Estepona (Málaga) desde el año 1989. De profesión Administrador y Director de Empresas, se formó profesionalmente en el sector inmobiliario y el mundo editorial. Hasta que un Cáncer se le cruzó en su camino y se vio obligado a cesar su carrera profesional y dedicarse a luchar contra la enfermedad.
Se inició en el mundo de las letras como articulista. Fue director de la célebre revista Zona Cero, editor y director del periódico Código Actual. Es autor de centenares de artículos y de varios libros inéditos. Inquieto intelectualmente , curioso por naturaleza e incansable viajero, ha recorrido buena parte de los países ribereños del Mediterráneo, casi toda Europa y especialmente España.
En la actualidad se dedica a todo aquello que nunca pudo hacer con plenitud, como leer, escribir, pintar, meditar, la búsqueda de la verdad y la sabiduría, ayudar al prójimo y disfrutar de la vida con toda consciencia.
Ser feliz es su seña de identidad.

Tipos de cirugía

cancer-de-mama-619x348

¿QUÉ OPCIÓN PREFIERO?

Es importante entender que usted decide la cantidad de información que necesita sobre su enfermedad y si quiere participar o no en la decisión sobre su tratamiento. Si lo desea, puede tener un papel activo en la decisión, o quizás prefiera delegarla totalmente en su médico/a o en sus familiares. No hay actitud correcta o equivocada. Es lo que usted prefiera.

Recomendaciones antes de empezar:

  • Tómese el tiempo necesario
  • Anote todas sus dudas y preguntas: su equipo médico le ofrecerá información más completa.
  • Comparta esta información con quien sea de su confianza.

Sigue leyendo “Tipos de cirugía”

El cáncer de mama y los síntomas de la menopausia

Algunos tratamientos para el cáncer de mama causan bajos niveles de hormonas sexuales que conducen a una menopausia temprana o síntomas de la menopausia.

La terapia hormonal puede causar síntomas de la menopausia, incluso en mujeres cuyos períodos habían desaparecido  algunos años antes de que se les diagnosticara cáncer de mama.

Los síntomas comunes de la menopausia

Los síntomas que están relacionados con bajos niveles de hormonas sexuales incluyen:

  • sofocos y sudores
  • ansiedad, depresión o cambios de humor
  • cambios en la memoria y la concentración
  • problemas urinarios, tales como infecciones o la incontinencia
  • un bajo deseo sexual (libido)
  • piel seca
  • la sequedad vaginal
  • disminución de la densidad del tejido óseo  (osteoporosis) durante algunos años
  • problemas para dormir
  • cambios de peso

 

Hacer frente a los sofocos y sudores

No es fácil de hacer frente a los sofocos y sudores.Si están haciendo que sea difícil conciliar el sueño, tratar de descansar durante el día si es posible. El cansancio puede hacer que sea más difícil aún hacerles frente.

Para reducir el número o la intensidad de los sofocos, puede intentar las siguientes sugerencias:

  • cortar el café, el té y la nicotina
  • mantener la habitación fresca – utilizar un ventilador si es necesario
  • rociar su cara con un atomizador de agua fría
  • usar fibras naturales tales como seda o algodón en lugar de telas hechas por el hombre
  • reducir el consumo de alcohol
  • tomar bebidas frías o heladas
  • tomar una ducha o un baño tibio en lugar de una caliente
  • poner una toalla en su cama para que pueda cambiar fácilmente si se suda mucho durante la noche
  • si toman tamoxifeno, podría intentar tomar la mitad de la dosis por la mañana y la mitad por la tarde
  • acupuntura

Los medicamentos que pueden ayudar

Pregúntele a su médico antes de probar.Hay una serie de medicamentos que pueden ayudar a las mujeres con cáncer de mama que tienen sofocos. Su médico le explicará sus posibles efectos secundarios antes de su prescripción.

Las terapias complementarias para los sofocos

Los investigadores han analizado una serie de terapias complementarias como tratamientos para los sofocos en mujeres menopáusicas

  • La acupuntura
  • La soja
  • El cohosh negro es una planta nativa de América del Norte.
  • El Trébol rojo
  • El ginseng, Angelica sinensis y el aceite de onagra

Las hormonas, el sexo y el cáncer

Algunos tratamientos contra el cáncer reducen la cantidad de las hormonas sexuales en el cuerpo. O pueden dejar de producir las hormonas sexuales del cuerpo por completo. Las hormonas más  afectadas son estrógeno y progesterona en las mujeres y la testosterona en los hombres. Cuando esto ocurre, puede causar síntomas que pueden afectar su vida sexual. Los síntomas pueden incluir una pérdida de deseo sexual, problemas de erección para los hombres, y la sequedad vaginal en las mujeres.

La sequedad vaginal en las mujeres

La sequedad vaginal puede producirse como consecuencia de la menopausia: ya sea menopausia natural o menopausia precoz causada por el tratamiento de cáncer de mama. Las concentraciones de estrógeno disminuyen y las membranas de la vagina se hacen más delgadas, menos flexibles y producen menos líquido lubricante. El acto sexual puede volverse incómodo e incluso doloroso.

Los siguientes tratamientos del cáncer de mama pueden causar sequedad vaginal:

  • quimioterapia
  • hormonoterapia:
    • Arimidex (nombre genérico: anastrozol) 
    • Aromasin (nombre genérico: exemestano)
    • Femara (nombre genérico: letrozol)
    • tamoxifeno
    • Evista (nombre genérico: raloxifeno)
    • Fareston (nombre genérico: toremifeno)
    • Faslodex (nombre genérico: fulvestrant)
  • extirpación de ovario o supresión de la función ovárica

Cómo tratar la sequedad vaginal

  • Usa lubricantes a base de agua (sin contenido hormonal) como Astroglide, Moist Again o K-Y Liquid durante el coito.
  • Intenta usar un hidratante vaginal como Replens; puede ayudarte a mantener hidratadas las paredes vaginales.
  • Evita usar cualquier cosa que pueda ser irritante como lociones, desodorantes, perfumes, jabones o desodorantes agresivos o cánulas en el área vaginal.
  • Intenta adoptar distintas posiciones durante las relaciones sexuales para aliviar cualquier molestia que puedas tener.
  • Habla con tu pareja sobre cómo te sientes. Es importante compartir tus pensamientos para que tu pareja no se sienta culpable.
  • Consulta con tu médico sobre alguna crema vaginal de baja dosis de estrógeno o un Estring (anillo plástico con estrógeno que se inserta en la vagina). El tratamiento vaginal con estrógeno ayuda a espesar y lubricar las paredes de la vagina, pero una parte del estrógeno se absorbe a través de las paredes vaginales y va al torrente sanguíneo. Juntos, tú y tu médico pueden decidir si esto sería bueno para ti y tu situación particular.
 

Pérdida de interés en el sexo (libido)

Los bajos niveles de las hormonas sexuales pueden hacer perder interés en el sexo. Esto se llama pérdida de la libido. Las hormonas testosterona, progesterona y los estrógenos juegan un papel importante en el deseo sexual. Pero no todos los que tienen bajos niveles de hormonas tiene una pérdida de interés en el sexo. Para la mayoría de la gente, la causa es una combinación de factores, en lugar de sólo el nivel de hormonas en el cuerpo. Estos factores incluyen:

  • Tu edad
  • Su estado general de salud
  • El estrés y la preocupación
  • Cansancio
  • La pérdida de la confianza y la autoestima
  • Otros efectos secundarios de los bajos niveles de hormonas, tales como sofocos

Lo que puede hacer si disminuye su deseo sexual depende de lo que lo esté causando. Vale la pena pensar acerca de si alguno de los factores mencionados anteriormente son relevantes para usted. Por ejemplo, ¿estás cansado? El tratamiento del cansancio o el aprendizaje de cómo hacer frente a él podría ayudar a aumentar su deseo sexual.

Si no está cansado, ¿podría haber otra causa? Si la hay, es probable que usted puede ser capaz de obtener ayuda para ello. Así que informe a su médico o enfermera, ellos le pueden ayudar.

 

Disminución de los huesos y la menopausia temprana

Cualquier tratamiento del cáncer que conduce a niveles mucho más bajos de estrógeno en las mujeres puede aumentar el riesgo de adelgazamiento de los huesos (osteoporosis). Por lo que podría tener un mayor riesgo si usted ha tenido quimioterapia que causó una menopausia precoz. Usted también están en riesgo si tiene terapia hormonal como Zoladex o anastrozol, exemestano o letrozol.

Si su menopausia ha sido a causa de su tratamiento, o si está empezando a tomar la terapia hormonal, es necesario tener un escáner DEXA para comprobar su densidad ósea. Si usted ha tenido su menopausia y está tomando tamoxifeno, tiene menos riesgo de problemas óseos.

El ejercicio puede ayudar a los huesos y evitar que se vuelvan débiles.(Los ejercicios con pesas), caminar, montar en bicicleta o hacer ejercicio en el gimnasio. 

 

Referencia:
Cancer Research uk. Breastcancer.org

El Tao

 

fb_img_1474014691752

El Tao que puede ser expresado
no es el Tao eterno.
El nombre que puede ser pronunciado,
no es el Nombre Eterno.
El principio del cielo y tierra se hallan en el “No ser”.
El “Ser” es la madre de todas las cosas.
Por eso la dirección al “No ser”, lleva a la
contemplación de la maravillosa esencia.
La dirección al “Ser”, lleva a la contemplación
del mundo de las formas.
Ambos son idénticos en el origen,
y sólo se diferencian en el nombre.
En su unidad son un misterio,
y son la puerta de la que surgen todos los milagros.

Llevar Una Prótesis de Mama Día a Día

Han transcurrido casi dos años y medio desde que me realizaron una mastectomía bilateral. Estoy muy sorprendida de como por una parte he aprendido rápidamente a afrontar mi nueva normalidad – y por otro lado, aún me siento extraña en una tierra extraña.  Hace 20 años, llevar prótesis de mama y sujetadores con bolsillos fue un concepto totalmente nuevo para mí, pero con paciencia, he aprendido a aceptarlo como parte de mi vida.

El cáncer de mama no es una enfermedad de talla única,  algo de lo que muchas mujeres no son conscientes  hasta que son diagnosticadas.  Han transcurrido más de 20 años desde mi triple diagnóstico inicial, y desde entonces no ha pasado ni un solo día en que no haya aprendido algo nuevo sobre mí misma o mi enfermedad. Durante la mayor parte de esos 20 años he aprendido lo que se siente al tener una lumpectomía (extirpación de un tumor de mama y parte del tejido normal que lo rodea).  Desde luego ser sometida a dos cirugías fue muy traumático, pero mi dilema no era sobre que me iban a quitar mis pechos, y ni si quiera conocía las prótesis de mama externas.

Algunas Opciones Son Más Fáciles que Otras

Desde que volvió mi cáncer de mama (otra vez) en mi pecho izquierdo, eventualmente me tuve que enfrentar a una mastectomía (extirpación de la mama completa ).  En mi caso, me dieron la opción de retirar únicamente esa mama y llevando a cabo una vigilancia de mi mama derecha (que también fue la causa que inicio mi cáncer de mama en el año 1996). No tuve que pensarlo dos veces para decir a mi médicos que quería quitarme ambos pechos. Comprendí perfectamente que una mastectomía bilateral no cambiaría mi nivel de supervivencia, pero lo que sí hizo por mí fue liberarme de tener que soportar más mamografías, que en mi caso, era como esperar que se cayese el otro zapato.  Por supuesto que aún debo realizar una atención rigurosa de mi cuerpo, pero estoy segura que cualquier mujer que ha padecido cáncer de mama, te puede decir que cada vez que se somete a una mamografía, vuelve al sentimiento de vulnerabilidad durante la espera de los resultados.

Mentiría si dijese que estoy contenta que ya no tengo pechos; sin embargo, puedo decir sin reservas, que estoy contenta de tener tantas opciones cuando se trata de elección de prótesis de mama y lencería con bolsillos prótesis de mama y lencería con bolsillos. Honestamente puedo decir que al menos que haya dicho a alguien que he tenido cirugía de pecho, nunca lo sabrían.  Cuando llevo mi prótesis de mama y sujetador, y miro en mi espejo interior, también me sorprendo como mi apariencia es muy parecida a mi antigua yo.  Afortunadamente, he tenido que afrontar este tema cuando hay disponible tanta variedad de magníficos sujetadores y camisetas para elegir. Y, aunque conservo cada pieza de mi lencería anterior, también tengo la opción de llevar unas braguitas maravillosas para completar el conjunto.

Cosas que No Sabía Sobre Llevar Prótesis de Mama

  • Cuando te quitas el sujetador ¡alto!Es lo único que soporta el pesos de tus prótesis de mama.  Las primeras veces que me quitaba el sujetador no me acordaba, y comenzaba a reírme de forma histérica a la vez que recogía mis “pechos” del suelo.
  • Mediante la adaptación apropiada, en muy poco tiempo, las prótesis de mama se sienten muy natural.  También he realizado ejercicio muy extenuante llevando las prótesis de mama, y me sorprendió de como las sentía como si fuesen mis pechos naturales.  En realidad, dado que antes de la cirugía tenía unas mamas muy grandes, me siento más cómoda con las prótesis dado que ya no tengo el incómodo sudor debajo de los pechos
  • A veces te sientes la necesidad de quitártelo todo. En los días muy calurosos, cuando llego a casa del trabajo, me quito los zapatos y también las prótesis de mama, e inmediatamente me siento refrescada.
  • Por alguna razón, no todas las aseguradoras médicas cubren las prótesis de mama, por lo que es importante que tu médico te haga una prescripción médica, para garantizar que obtengas el reembolso.

Siempre Hay un Viaje Nuevo que Comienza

Una amiga muy querida está en el medio de su viaje de cáncer de mama. A diferencia de mí, optó por la retirada de solo una mama. Ha terminado su tratamiento de quimio y actualmente está ya por la mitad de las sesiones de radioterapia.  Aunque es candidata para reconstrucción mamaria una vez que finalice la radiación, Jan está pensando seriamente sobre volver a repetir otra cirugía, porque siente que “su cuerpo ya ha sido sometido a bastantes cosas, y he hablado con muchas mujeres que han tenido reconstrucción, y continúan con cirugías correctoras o retirada de implante.  Por el momento, estoy pensando, porque debo someterme a más riesgo cuando puede obtener un gran resultado llevando prótesis de mama y sujetadores con bolsillos.

El cáncer de mama, como muchos otros retos y obstáculos en la vida, se enfrenta mejor día a día – paso a paso.  Y por mi parte, estoy agradecida por las opciones recibidas día a día y las innovaciones de productos ofrecidos por Amoena.

Dianne A., superviviente de cáncer de mama desde hace 20 años de California, USA
¿Te gustaría conocer más sobre las prótesis de mama Amoena y como sientan y se adaptan? Únete al Club Amoena para recibir el boletín informativo mensual. ¡Es gratuito!